Hogares para vivir mejor

Hogares para Vivir Mejor

Programa de la FBNA para ayudar a los Hogares sin Cuidados Parentales

Los hogares sin cuidados parentales son instituciones que albergan a niños, niñas y adolescentes (NNyA) hasta los 18 años. Allí ingresan cuando pierden a sus padres, no tienen familia o cuando son derivados por un juzgado al verse vulnerados sus derechos.

Dependen legal y económicamente de los gobiernos provinciales donde se encuentran y, de acuerdo a la legislación vigente, ingresan por 180 días hasta que el juzgado se expida sobre el caso. De esta decisión depende que puedan volver a su casa, ser asignados a algún familiar que toma su guarda y custodia, o ser adoptados. Sin embargo muchos de ellos permanecen allí hasta la mayoría de edad por diferentes razones. Hoy, más de 9000 NNyA se encuentran en esta situación, y son invisibles para la sociedad.

Frente a este contexto, la FBNA creó Hogares para Vivir Mejor, un programa que nace de la articulación con la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia, (SENAF) del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y con los Ministerios de Desarrollo Social y Justicia de las provincias de: Buenos Aires, Santa Fe Córdoba y Mendoza.

Conjuntamente, seleccionamos 12 hogares donde tenemos como objetivo mejorar la calidad de vida de los niños que viven allí. El programa se lanzó en el mes de septiembre del corriente año y continuará hasta el 30 de diciembre de 2019 con posibilidad de ser replicado en otras zonas en el futuro.


¿Cómo trabajamos?

El programa presenta diferentes aristas donde la Fundación se compromete a:

  • Realizar un aporte monetario mensual a estos 12 hogares para mejorar sus condiciones de vida.
  • Capacitar en términos administrativos, financieros y de recaudación de fondos. Para ello, se les facilita el acceso a softwares que les permitirán gestionar los gastos y desarrollar un programa de donaciones.
  • Trabajar junto a equipos especializados en las áreas de tarifas de energía y agua para generar proyectos a largo plazo destinados a reducir costos que favorezcan a la mayor cantidad de hogares posible.
  • Colaborar con los chicos y chicas que a los 18 años egresan de los hogares y necesitan capacitación laboral y asistencia para enfrentar sus vidas solos.